En la vida todo son ciclos. Después de 7 años con momentos buenos (el nacimiento de mi hija) y momentos menos buenos, cierro este ciclo y comienzo otro (o continúo otro) en Vigo.

Estos días como habréis podido comprobar he posteado menos de lo habitual debido a la preparación de la mudanza que cuadró además con el cambio de hosting. Espero que a partir del Lunes vuelva todo a la normalidad.

La fotografía que acompaña el post es una parte (la cámara me limita) de lo que veo desde mi nuevo piso y como me decían unos amigos, las vistas de por si ya alimentan.

No quiero terminar el post sin acordarme de la gente que he conocido y que con tan buenos momentos he pasado. Y a los amigos “blogueros” que aunque tarde, no he querido irme de aquí sin conocerlos.

Evidentemente no es un adiós a la ciudad, sinó un hasta luego, ya que dejo amigos, y sin duda que volveré por lo menos para visitarlos.

Hasta luego Lugo, hola de nuevo, Vigo !!